¿Cómo lograr una negociación exitosa ante un Tiburón? 

Seguramente en alguna ocasión haz visto el programa Shark Tank en donde se presentan emprendedores en busca de inversión para sus negocios y lo hacen ante destacados empresarios a quien dicho programa llama “tiburones”.

En este programa hay quien logra su cometido de conseguir inversión y hay quienes “mueren” en el intento.

Uno de los “tiburones”, Arturo Elías Ayub, director de alianzas estratégicas y contenidos de América Móvil, de Fundación Telmex y de UNO TV, comparte que para convencer a un inversionista, lo más importante es que salgan ganando ambas partes y subraya que cuando se crea empatía, se logra que ambos quieran eso.

Se convierte la negociación en un ejercicio de ganar-ganar, mucho más importante al final del día, que quién se friega a quién”, explica el empresario.

“Yo antes de negociar lo que sea, busco, ahora sí que stalkeo cañón a con quien voy a negociar, si veo su Instagram y veo a donde fue el fin de semana y cómo se llaman sus hijos, y cómo se llama su perro, si no tiene hijos, y entonces llegó a la negociación, y le digo: ¿Oye, y cómo está Firulais?, porque sé que el amor de su vida es el perro y se llama Firulais porque ya lo puso en su Twitter o en su Face, e inmediatamente lo desarmas, porque dice: Qué buena onda este güey que esté interesado en mi perro, que es lo que a mí me interesa, o: oye, qué padre que tu hija está estudiando Administración, se me hace una carrera increíble porque fíjate que bla bla bla…”, menciona el empresario.

Uno de los peores errores que se cometen a la hora de negociar es no tener claro para qué necesitan el dinero o para qué lo invertirán.

Si no sabes o no dominas los números de tu negocio, lleva contigo a alguien de tu equipo que sí los domine. Para los inversionistas es fundamental saber cómo será el retorno de su inversión y son más receptivos con aquellos emprendedores que saben qué representa en números su modelo de negocio.

Es importante que aprendas a comunicar en 60 segundos tu idea de negocio.

Esto se logra elaborando, previo a la rueda de inversionistas, un buen discurso de ventas que deje claro cuál es el problema que identificaste, como tú idea de negocio es una solución y qué necesitas para ejecutarla.

Asegúrate de no abusar de los tecnicismos y hacer tu discurso lo más sencillo posible de entender.

Y lo más importante es: ¡Creer en ti! Si no estás convencido de tu idea de negocio y no la sabes defender es obvio que nadie más lo hará. ¡Mucho éxito en tus negociaciones!

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *