La Independencia de México también fue una lucha de mujeres en busca de su libertad

En la Historia de la Independencia de México suele hablarse casi siempre del papel que tuvieron los considerados “héroes de la patria”: Miguel Hidalgo, José María Morelos y Pavón, Ignacio Allende…

Poco se menciona, sin embargo, el papel que tuvieron las mujeres. Además de que se exalta solo la figura de algunas cuantas: Josefa Ortíz de Domínguez y, de un tiempo para acá, Leona Vicario. Pero ellas no estuvieron solas.

Altagracia Mercado era una militar que financió la formación de un batallón que ella misma dirigió y logró vencer al ejército realista en varias ocasiones, hasta que su regimiento fue derrotado durante un combate el 24 de octubre de 1819.

Manuela Medina era indígena, viajó más de cien leguas para conocer a Morelos, formó un batallón y combatió. Defendió sus ideas de libertad y despertó en el pueblo la conciencia de romper con el sometimiento.

Las mujeres de Pénjamo, Guanajuato, fueron detenidas el 29 y 30 de noviembre de 1814 por orden de Agustín de Iturbide y acusadas de apoyar el movimiento de independencia a través de sus familiares.

María Ignacia Rodríguez de Velasco, mejor conocida como la Güera Rodríguez, fue una criolla de la alta sociedad que tuvo ideas liberales.

Asistió a reuniones políticas clandestinas con Miguel Hidalgo y Josefa Ortiz de Domínguez. Además, tenía acceso a información política privilegiada debido a que su padre fue regidor de la Ciudad de México y a su relación con otros personajes de poder.

Mariana Rodríguez del Toro, también de ideología liberal, conspiró contra el gobierno virreinal. El 8 de abril de 1811 llegó a la Ciudad de México la noticia de la captura de los líderes independentistas. El virrey Francisco Xavier Venegas celebró con júbilo el triunfo. Mientras que los conspiradores concluyeron que el movimiento había sido aniquilado.

Sin embargo, Mariana Rodríguez del Toro los llamó a no darse por vencidos y así el grupo empezó a planear un nuevo ataque en contra del virrey.

María Luisa Martínez de García Rojas ayudaba a los insurgentes en Michoacán, su estado natal, proporcionándoles información, víveres y recursos. Después de ser detenida y encarcelada en tres ocasiones, fue fusilada en 1817.

Gertrudis Bocanegra, considerada como “La Heroína de Pátzcuaro”, participó activamente con su economía y con su calidad intelectual.

En la lucha de independencia participaron varias mujeres, desde indígenas, criollas, mestizas y cada una lo hizo de acuerdo a sus posibilidades. Todas ellas merecen también un lugar en la historia.

Con información de El Financiero y UNAM

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *