SEIS CLAVES PARA COMBINAR LA VIDA PERSONAL, LA FAMILIA Y EL TRABAJO

Cuántas veces no hemos visto en películas o series la frase “es que mi papá o mi mamá nunca tienen tiempo para mí”.

Esta frase no está tan alejada de la ficción, pues existen muchos empresarios y empresarias que buscando el perfeccionismo, pasan mucho tiempo en la oficina, se llevan trabajo a casa o sacrifican momentos familiares por atender juntas o viajes de negocio.

Como empresarios, debemos saber identificar los límites acerca de cuándo se debe terminar el trabajo y cuándo es momento de dedicarse a la vida familiar, a los hijos, a la pareja y a los otros aspectos fundamentales para mantenerse equilibrado. Si bien pareciera ser un reto complejo, es crucial saber administrar el tiempo y entender que el balance es el secreto para sentirse bien.

Aprovechar el tiempo libre en familia

Esta clave les sirve especialmente para aquellas personas que tienen hijos y se les complica encontrar el equilibrio justo entre ambos roles. Una buena manera de hacerlo, es aprovechar el tiempo libre cuando los niños están durmiendo o van a la escuela. De esa forma, no tendrás distracciones propias de tener que atender a tus hijos mientras están en casa.

Fijar horarios determinados para el trabajo

Organizarse correctamente teniendo en cuenta todas las actividades de la familia o de tu pareja es otro modo para que no te sientas agotado al combinar todos los aspectos de tu vida. Determina cuáles son los horarios en los que estás verdaderamente libre para trabajar, y para ello, es importante tener un espacio libre de ruidos y distracciones. Y lo más importante… ¡Cumple ese horario a rajatabla!

Involucrar a tu familia

Si bien lo ideal sería que el tiempo con tus hijos o con tu pareja sea libre de responsabilidades laborales, la realidad se impone y muchas veces esto es imposible. Entonces, puedes planificar diferentes formas de que te ayuden con tareas simples, manteniéndolos ocupados mientras debas trabajar. Si planteas un pequeño incentivo para tus niños, como puede ser, un regalo o un paseo, verás que se pondrán contentos de poder ayudarte, mientras tú estarás más enfocado en las labores diarias.

A portrait of happy family in the kitchen decorated for Christmas holidays

No posponer ninguna actividad extralaboral

Muchas veces el ritmo de la vida diaria provoca que te atrases con alguna tarea que tenías asignada para tu semana. No obstante, y en la medida en que puedas (existen entregas que son impostergables), no canceles tus actividades no laborales por horas de trabajo. Si realizas algún deporte, tienes como hobbies alguna actividad artística o te gusta pasar tiempo descansando al aire libre, no lo postergues. Para ti mismo, y para ser luego más productivo en el trabajo, es necesario que la cabeza se despeje y recargues las baterías para enfrentar de mejor humor todos aspectos que conforman tu vida.

Adelantar actividades para la semana

Los fines de semana, que suelen estar menos cargados de trabajo, es un buen momento para organizarte y adelantar y planear los días siguientes. Puedes, por ejemplo, cocinar los almuerzos y cenas de tus hijos y dejarlos listos. En el mismo sentido, puedes designar quién se encargará de las tareas del hogar y hacer un reparto equitativo para que no te sobrecargues de rutinas que les corresponden a todos los miembros de la casa. Una gran idea es armar un calendario y colgarlo en algún lugar visible de la casa, donde conste quién se encarga de tal tarea y en qué día.

Conversar con tus jefes y compañeros sobre tu situación

La empresa para la cual trabajes debe estar al tanto de tu situación personal, sobre todo si tienes hijos. Ello implica que deben saber que puedes tener una emergencia y que no pueden asignarte tareas por fuera de lo pautado en tu contrato, pues debes atender cuestiones impostergables. Se claro y conciso sobre tus horarios y tus responsabilidades, hazlos cumplir, pero, sobre todo, cúmplelos tú para no desequilibrar tu rutina.

¿Tienes otros métodos que apliques en tu vida diaria para organizarte mejor y tener una vida sana y equilibrada? ¡Cuéntanos! Como ves, la clave diferencial se encuentra en ser organizado, anticiparse a los hechos y no gane la improvisación, aunque a veces sea necesaria.

Con información de: https://blog.weremoto.com/

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *